Revista Angiología: nueva etapa

Tras 20 años de venturas y desventuras por el desierto, tras ser expulsada de la tierra prometida, comienza otra nueva etapa de la revista Angiología. Durante estos años la revista siempre a aquejado el mismo mal: falta de artículos originales. Y esto es una pescadilla que se muerde la cola: si no hay artículos no hay indexación en las bases de datos relevantes. Casi 40 Servicios de ACV con docencia acreditada para formar residentes, y siguen faltando artículos originales. Mientras tanto os dejo un ppt con el análisis de la actividad científica de los cirujanos vasculares españoles de los últimos años.

1 Response to “Revista Angiología: nueva etapa”


  1. 1 José A. González-Fajardo 12 marzo 2010 a las 7:43 pm

    La presentación que acompaña al comentario sobre la revista Angiología es muy interesante y de recomendable lectura por todos. Aporta datos bibliográficos reveladores de la situación científica de nuestra especialidad y abre una puerta de profunda reflexión sobre las perspectivas futuras de la propia revista.
    Básicamente, podemos decir que la producción científica de un país está en relación directa con el grado de desarrollo económico. En la medida que España ha aumentado su PIB en las últimas décadas, el número de publicaciones por año se ha incrementado significativamente. Este hecho justificaría el aceptable ranking de 8 en investigación mundial y de 5 en Unión Europea. Sin embargo, el avance es sobre todo en ciencias básicas y medicina clínica, ya que la investigación quirúrgica tiene un factor impacto muy limitado. A esto habría que añadir que la tradición española y el perfil del cirujano, a diferencia del internista, son menos propensos a la publicación, a registros bien elaborados y a la práctica de una metodología científica rigurosa. Estas circunstancias podrían explicar que la tasa de publicaciones de angiología y cirugía vascular (1,2%) sea muy inferior a otras especialidades, de hecho es inferior a la de Turquía (1,6%). Este porcentaje se reduce aún más cuando se relativiza con respecto a la población general (0,3%), o se considera el incremento significativo de especialistas en ACV en la última década (prácticamente se ha duplicado en España). Por tanto, aunque el número total de publicaciones internacionales haya aumentado, la producción real sigue siendo constante. Esto significa que “la masa crítica” sigue siendo la misma. A efectos prácticos, el colectivo con capacidad de publicar ha orientado de manera progresiva sus esfuerzos a revistas que tengan difusión, basándose en el principio de que sólo existes si publicas, es decir, que tu trabajo sea conocido por otros. El hecho de que Angiología no aparezca en ninguna búsqueda bibliográfica limita considerablemente la recepción de trabajos originales, a pesar de la fuerte inversión editorial y premios que ha realizado la SEACV en los últimos años. Los verdaderos autores, como no podría ser de otra manera, prefieren sobre todo ser referenciados y conocidos por su trabajo.
    Las causas que pueden llevar a la desidia son complejas, todos podemos intuirlas, pero nadie desea señalarlas por no buscar enemistades. Se prefiere un ambiente de “buen rollito” antes que poner en evidencia a las 4 unidades docentes incapaces de publicar un artículo en 4 años, algo que por si mismo debería servir para retirar por definición la capacidad de formación de un MIR. Si a esto añadimos que la competitividad es nula y que los sistemas de selección de plazas (con la connivencia de todos) prioriza el tiempo trabajado sobre los méritos, difícilmente pueden encontrarse razones para motivar a un joven a que trabaje y publique.
    Dado que nuestro propio sistema sanitario (a diferencia de los modelos anglosajones) limita esa capacidad productiva, parece lógico pensar que lo poco que se hace debe buscar un horizonte lo más alto posible, es decir, un trabajo original tiene que intentar ser referenciado en cualquier búsqueda bibliográfica. En este sentido, hasta cuándo seguir gastando esfuerzos humanos y económicos en mantener la supervivencia romántica de Angiología, si es bien fácil subirse al carro de algo que ya funciona (Ann Vasc Surg, edición española). Tal vez haya llegado el momento de que iniciemos un debate interno crítico y que realmente pensemos en el futuro de nuestra especialidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Clic para suscribirte al blog y recibir por correo-e nuevos comentarios

Por una blogosfera sanitaria libre y trasparente

Campaña a favor de internet en las consultas de la sanidad pública

Sígueme en Twitter

Archivo


A %d blogueros les gusta esto: