Se hacen públicas las tasas de morbimortalidad de los cirujanos vasculares británicos

ley-transparenciaEscándalos como el del Bristol Royal Infirmary, donde en la década de los 90, en el departamento de cirugía cardiaca infantil, se descubrieron tasas inusitadamente altas de mortalidad y morbilidad, y más recientemente, el escándalo del Mid-Staffordshire Hospital, obligó a los cirujanos cardíacos a ser más trasparentes en la comunicación de sus actuaciones. Esto llevó a que la Sociedad de Cirugía Cardiotorácica de Gran Bretaña comenzara a publicar las tasas de mortalidad de sus cirujanos cardiacos en los hospitales públicos del National Health System.

Siguiendo esa línea, el NHS ha estimulado a las distintas sociedades científicas a adoptar las misma trasparencia a la hora de comunicar los resultados quirúrgicos, de sus hospitales y cirujanos. Desde el día 28 junio 2013, y por primera vez en la historia, se pueden consultar las tasas de mortalidad y morbilidad, en cirugía aórtica y cirugía carotidea, de los cirujanos vasculares (o no) de los hospitales públicos del Reino Unido.

La medida ha generado muchas críticas, por un lado muchos médicos se niegan a ofrecer sus resultados en aras de una supuesta protección de datos, o dudan que se apliquen bien medidas de ajuste de riesgos,  y no se analice de forma correcta el case-mix entre hospitales o cirujanos, esto podría desanimar a muchos cirujanos a realizar intervenciones complejas por temor temor a verse reflejado en los papeles. En esta auditoria se demuestra, algo de sobra conocido: los cirujanos que menos operaciones realizan son los que obtienen peores resultados. Lo que lleva a una conclusión: la cirugía vascular debe ser hecha por cirujanos vasculares, y en servicios de cirugía vascular. Los defensores de esta medida se apoyan en que el sistema público debe tener la máxima trasparencia. Además, muchos estudios demuestran que estas auditorías ayudan a disminuir la morbi-mortalidad y a mejorar los estándares de calidad.

Y en España ¿qué? En nuestro país estas estadísticas se ofrecen en términos muy generales, codificando tanto el nombre de los médicos como de los hospitales  y aparecen reflejadas en el Conjunto Mínimo Básico de Datos del Registro de Altas de los Hospitales del Sistema Nacional de Salud.

En el ámbito de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV), la gente es reacia a dar los simples datos de cantidad (que no de calidad) de su hospital. En un intento por saber lo que hacemos, se creó el Registro de Actividad de la SEACV. El Registro de Actividad es voluntario y anónimo, se dan cifras de actividad crudas y globales ante notario y en sobre cerrado, y , además, sin auditar. No sabemos lo que se opera en cada Servicio de Angiología y Cirugía Vascular, y mucho menos los resultados, (situación contradictoria para los MIR que tienen que escoger nuestra especilidad, sobre todo ahora que se habla de reducir plazas MIR, pues no disponen de datos de los Servicios, de si los hospitales Docentes cumplen el mínimo legal de cirugías establecido, de las tasas de morbimortalidad de los distintos Servicios, etc, etc, etc…). Pues eso, parece que en la SEACV  hay mucho trabajo pendiente por hacer para la nueva Junta Directiva.

Tenéis otra entrada sobre este tema en el blog Salud con Cosas de Miguel Ángel Máñez

6 Responses to “Se hacen públicas las tasas de morbimortalidad de los cirujanos vasculares británicos”


  1. 1 Jesús Alcalde 1 julio 2013 a las 5:23 pm

    “Lo que lleva a una conclusión: la cirugía vascular debe ser hecha por cirujanos vasculares, y en servicios de cirugía vascular”

    Estoy de acuerdo, pero…

    ¿Debería existir un número de procedimientos mínimo al año para que se considere “seguro” realizar una técnica? ¿Todos los cirujanos vasculares deben estar capacitados para realizar todas las intervenciones de la especialidad con garantías? ¿Qué intervenciones deberían agruparse en centros de alto volumen?

    • 2 Pascual Lozano-Vilardell 2 julio 2013 a las 8:02 am

      ¿Número de procedimientos mínimos al año? Se supone que si tienes el título de especialista debes saber realizar las técnicas más comunes (aneurismas infrarrenales, carótidas, femoropopliteas…) con unos estándares de calidad dentro de los límites apropiados.
      Existen otros procedimientos más complejos y menos frecuentes (cirugía toracoabdominal, disecciones aórticas, aneurismas suprarrenales…) que tal vez deberían realizarse en Centros de Referencia (¿españoles o europeos?)

  2. 3 salvador tagarro villalba 5 julio 2013 a las 9:40 pm

    Totalmente de acuerdo
    como especialistas debemos ser capaces de realizar las intervenciones habituales y reconocer las que debemos remitir a otro centro, pero a quien? Si como decís no sabemos lo que hacen nuestros colegas.
    súmale los “reinos de tarifas” y ya tienes un papelon con los casos complicados
    deberían crearse por lo tanto unos centros de referencia acreditaados para esos casos menos frecuentes, a ser posible auspiciado por nuestra sociedad
    un saludo

  3. 4 Oscar Eduardo Quiñones labarden 7 julio 2013 a las 9:59 pm

    En Uruguay no se publican los datos pero en lo que refiere a cirugia cardiaca tanto con circulacion extracorporea como sin ella esta todo auditado por el Fondo Nacional Recurso que es un organismo paraestatal que financia los procedimientos,este organismo tiene la estadistica de mortalidad y morbilidad por cada centro y por cada cirujano
    Dr. Oscar Quiñones.

  4. 5 Raul Lara 9 julio 2013 a las 9:46 pm

    Creo que nadie duda que una nefrectomía debería ser realizada por un urólogo, que un bypass aortocoronario debería ser realizado por un cirujano cardiaco ( o cardiovascular , al fin y al cabo, se trata del corazón y sus vasos propios ) , y que una prótesis de cadera debería ser realizada por un traumatólogo. En algunas comunidades , como es el caso de algunas situadas en la ribera mediterránea, ciertas intervenciones de cirugía vascular han sido indicadas y realizadas por otros especialistas, con el auspicio y beneplácito de las direcciones médicas, gerencias y consellerias, e incluso de nuestras propias sociedades científicas, con resultados variables y que en algunos casos han presentado complicaciones que posteriormente han tenido que ser solucionadas por cirujanos vasculares. A pesar de todo , hoy en día , se siguen repitiendo estas situaciones, por lo que estoy de acuerdo que la nueva junta tiene mucho trabajo por hacer , si queremos que nuestra especialidad tenga el reconocimiento que se merece.
    Por otro lado, crear centros de excelencia para la realización de determinadas patologías sería una forma mejorar la asistencia en esos casos determinados, pero me surgen algunas dudas:
    – Esos centros, ¿ tendrían que estar localizados en grandes hospitales ,conocidos por todos, o por el contrario en centros que se dedicasen sólo a esa patología , independientemente de su estatus político o población ? Tenemos ejemplos de hospitales como Leipzig o Lille, lejos de grandes urbes como Berlín o París, referentes en patología arterial compleja.
    – En caso de crearse en los grandes hospitales, ¿ cómo deberían acreditarse los miembros de los servicios, para asegurar una excelencia en estos procedimientos ?
    – ¿Qué pasaría con aquellos profesionales que , con capacidad y habilidades quirúrgicas demostradas, e interesados por estas patologías complejas , no formasen parte de la plantilla de los hospitales seleccionados ? ¿ Tendrían que ser excluidos directamente ? O por el contrario, ¿ estas unidades deberían ser independientes de los servicios de dichos hospitales y estar formadas por cirujanos tras un periodo de selección ?

    Un saludo.

  5. 6 Jesús Alcalde 17 julio 2013 a las 3:57 pm

    Creo que el problema está en que para muchos cirujanos vasculares, algunas de las intervenciones que considera comunes (carótidas y sobre todo aneurismas infrarrenales mediante cirugía abierta) se han reducido tanto que ponen en peligro unos resultados aceptables si no se focalizan en determinados miembros de la plantilla de un servicio.

    ¿Cuántos cirujanos vasculares en España realizan más de 10 AAA y más de 10 carótidas mediante cirugía abierta al año?

    Me parece curioso que la SEACV esté empezando a realizar congresos separados de “Cirugía Endovascular”

    http://www.cirugiaendovascular.es/modules.php?name=webstructure&lang=ES&idwebstructure=6

    También me parece llamativo, que la SEACV tenga capítulos y secciones pero que se suponga que todos los cirujanos vasculares tengamos que saber realizar con garantías los procedimientos (diagnósticos y terapéuticos) más frecuentes de todas esas secciones.

    Si no se presupone que todos los cardiólogos pueden poner con garantías un stent coronario ¿Por qué presuponemos que todos los cirujanos vasculares pueden operar con garantías una aorta infrarrenal?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Clic para suscribirte al blog y recibir por correo-e nuevos comentarios

Por una blogosfera sanitaria libre y trasparente

Campaña a favor de internet en las consultas de la sanidad pública

Sígueme en Twitter

Archivo


A %d blogueros les gusta esto: