Archive for the 'CT aórtico' Category

Seguimiento de los aneurismas tras EVAR

Estamos cada vez más convencidos que realizar un CT aórtico cada año puede representar un problema en el seguimiento de los pacientes a los que se les ha realizado una exclusión endovascular de un aneurisma aórtico (EVAR) ya que puede aumentar el riesgo de padecer un cáncer por sobreexposición a radiaciones y que tarde o temprano la ecografía deberá sustituir al CT.

En un estudio publicado en JVIR, los investigadores compararon de forma prospectiva y ciega, el CT y le ecografía con ecocontraste, en la determinación del tamaño del aneurisma y la presencia de endofugas. La ecografía mostró significativamente más endofugas (generalmente tipo II) que el CT (53% contra 22%). La diferencia interobservador en la medición del tamaño fue muy baja (coeficiente de correlación 0,99)., es decir, la ecografía fue tan precisa como el CT en la medición del tamaño del saco del aneurisma. Tras estos hallazgos los autores concluyen que la ecografía con ecocontraste es una alternativa válida en el seguimiento d los EVAR, y puede sustituir al CT, ya que no solo reduce las dosis de radiación sino que evita el uso de contrastes iodados nefrotóxicos.

Anuncios

Riesgo de cáncer por exposición a radiación tras CT

Para controlar nuestros procedimientos endovasculares sobre aorta recurrimos a la realización de CT periódicos. La cantidad de exposición a radiación asociada con la realización de un CT, así como el riesgo de cáncer asociado con esta exposición ha sido estudiado en dos estudios publicados en Archives of Internal Medicine. En general la radiación recibida suele ser mucho más alta de lo que se suele creer.

En el  primer estudio se ha estudiado la dosis media de radiación recibida por 1119 pacientes a los que se realizaron 11 de los estudios CT más frecuentes.  La cantidad de radiación emitida por cada prueba es muy variable, incluso en el mismo tipo de prueba sobre la misma parte del cuerpo. La radiación sobre una persona puede ser hasta 13 veces superior que con respecto a otra. El riesgo de desarrollar cáncer tras un CT varía dependiendo de la cantidad de radiación recibida, de la edad y del sexo.

En el  segundo trabajo, los autores desarrollan un modelo de riesgo para estimar cuantos cánceres pueden aparecer sobre los pacientes a los que se realizó un CT en el año 2007 en EEUU. Según su análisis estos CT podrían causar 29.000 cánceres en el futuro. Las pruebas que más probabilidad de causar cáncer tienen, son las realizadas en abdomen, tórax y cabeza, así como aquellos realizados a pacientes entre 35 a 54 años.


Clic para suscribirte al blog y recibir por correo-e nuevos comentarios

Por una blogosfera sanitaria libre y trasparente

Campaña a favor de internet en las consultas de la sanidad pública

Sígueme en Twitter

Archivo


A %d blogueros les gusta esto: