Archive for the 'nuevas tecnologías' Category

Denervación renal: a la tercera no fue la vencida

A pesar de la existencia de fármacos cada vez más seguros y efectivos, el mal control de la tensión arterial (TA) en la población hipertensa, sigue siendo un problema muy frecuente y pone a estos pacientes en alto riesgo de padecer infarto de miocardio, ictus o muerte. La mala adherencia o la intolerancia de los pacientes a unas pautas farmacológicas, a veces muy complejas, está llevando buscar otras alternativas terapéuticas más cómodas para los pacientes con hipertensión.

obesidad, obeso, obesa, sobrepeso

Hace tiempo habíamos comentado los resultados del estudio SYMPLICITY, estudio clínico no aleatorizado, que demostró reducción significativa de la tensión arterial después de la denervación renal. Ahora se publica en el NEJM, los resultados del estudio SYMPLICITY HTN-3, realizado en Estados Unidos. Se trata de un estudio prospectivo, simple ciego, aleatorizado 2:1, donde el grupo de tratamiento (364 pacientes) recibió denervación renal y al grupo control (171 pacientes) se les realizó un procedimiento simulado (arteriografía renal), por lo tanto los pacientes no sabían qué procedimiento se les realizaba.  Las características basales eran similares entre ambos grupos, estaban recibiendo una media de 5 fármacos antihipertensivos. Un hecho destacable era que el índice de masa corporal era cercano a 35 (obesidad mórbida) en ambos grupos.

Se albergaban muchas esperanzas para demostrar la utilidad de la denervación renal, pero los resultados de este ensayo clínico han sido muy decepcionantes, ya que no ha probado una reducción significativa de la TA en los pacientes con hipertensión arterial refractaria. La diferencia entre ambos grupos en la reducción de la TA es mínima (reducción de 2,3 mmHg en la toma de la TA a los 6 meses, y reducción de 1,9 mmHg en la TA media en 24 h, medida con MAPA, a favor de los pacientes con denervación renal).

A pesar de estos resultados, estos no es el fin de la denervación renal, el esponsor del estudio (Medtronic), sigue convencido de su utilidad, por lo que no va retirar su dispositivo del mercado mundial, seguirá reclutando pacientes para su Registro Global, y promete que en cuanto pueda (o la FDA le deje) realizará otro ensayo clínico. La competencia se relame, argumentando que la denervación es útil, y que este estudio lo único que demuestra es el fracaso del dispositivo de Medtronic. De hecho, 30 métodos diferentes de denervación renal ya están en el mercado o a punto de salir (Ultrasonidos: PARADISEKona, Radiofrecuencia: EnligHTN, OneShot, V2, Thermocool, Infusión selectiva: Cricket, Bullfrog, Marcapasos: Rheos, Barostim….).

Recordad que la veda está abierta.

Robots en cirugía vascular

Hace unos días  comentábamos en una entrada, las grandes posibilidades y aplicaciones de la cirugía robótica en diversas especialidades quirúrgicas. En cirugía vascular la tecnología robótica ya ha sido introducida con el fin de mejorar las intervenciones vasculares laparoscópicas. En la actualidad el único sistema robótico de ayuda en cirugía laparoscópica es el da Vinci, aunque su empleo en cirugía vascular es todavía escaso, en comparación con otras especialidades, ya que hay poquísimas series publicadas sobre sus aplicaciones en cirugía vascular, la más importante (aún no publicada aunque accesible electrónicamente) es la del grupo de Stádler en Praga, con 150 procedimientos de cirugía aórtica abdominal laparoscópica asistida por robot, con resultados bastante aceptables.

Otra área de la tecnología robótica, y en fase de desarrollo, son los robots para la navegación endovascular. En este caso existen 2 tipos, el robot Sensei, que utiliza para la navegación endovascular un mecanismo electromecánico y el robot Niobe, que realiza la navegación endovascular por control magnético. El objetivo de estos robots es controlar a distancia la navegación y la conformabilidad tanto de la punta como del cuerpo de un catéter, con una precisión difícil de conseguir con la manipulación manual. Con estas técnicas existe escasa experiencia aunque ya hay dos artículos publicados sobre su aplicación en humanos. El sistema Sensei se está utilizando para realizar ablación de vías anómalas, en trastornos del ritmo cardiaco.

Pero que duda cabe que el desarrollo y la expansión de estas tecnologías está garantizado y todos nos vamos a beneficiar de ellas. Para más información se podeis acceder a este artículo de J Vasc Surg.

El coste de las nuevas tecnologías en cirugía

Esta claro que la implantación de las nuevas tecnológicas en cirugía lleva implícito un aumento importante del coste y del gasto sanitario. Por un lado, estas tecnologías, son implícitamente más caras que los tratamientos clásicos, y por otro lado, su introducción suele llevar emparejada un aumento en las indicaciones y en el número de pacientes tratados. Dentro de estas nuevas tecnologías está la cirugía endovascular y la cirugía robótica.

¿Realmente son más caras las nuevas tecnologías en cirugía comparadas con las técnicas clásicas? Dentro del campo de la cirugía endovascular, muchos estudios (BASIL; EVAR…) han demostrado que si bien el procedimiento endovascular (a veces) puede ser más caro, los ahorros en complicaciones, estancia en UCI, estancia hospitalaria, etc, igualan los costes de los procedimientos quirúrgicos tradicionales.

La cirugía robótica, está experimentando un aumento importante en EEUU y Europa, en tres años su número se ha triplicado, hasta llegar a los 207.000 procedimientos en 2009, y estos robots (da Vinci) para más gloria de la, de momento, única compañía fabricante (Intuitive Surgical) se están vendiendo como churros, a pesar de costar entre 1-2,5 millones de euros, sin contar costes de mantenimiento y fungibles. La cirugía robótica tiene su aplicación en casi todas las cirugías laparoscópicas, urológicas, ginecológicas, torácicas e incluso en cirugía cardiaca. Según un artículo reciente de N Eng J Med, que analiza los costes de este tipo de cirugía, éstos superan en una media de 3200 $ por procedimiento a la cirugía tradicional. Si bien el coste de estos procedimientos suelen superar a las cirugías tradicionales, en el futuro cabe esperar que puedan acabar igualándose, al igual que ha ocurrido en la cirugía endovascular. Aunque hay pocos estudios, lo que de momento no está demostrado es que los resultados de la cirugía robótica sean superiores a la cirugía tradicional.


Clic para suscribirte al blog y recibir por correo-e nuevos comentarios

Por una blogosfera sanitaria libre y trasparente

Campaña a favor de internet en las consultas de la sanidad pública

Sígueme en Twitter

Archivo


A %d blogueros les gusta esto: