Archive for the 'traumatismo vascular' Category

Reparación endovascular en la rotura de aorta torácica

La SVS ha desarrollado unas Guías de Práctica Clínica sobre la rotura traumática de aorta torácica que se pueden encontrar en la web de Journal of Vascular Surgery, aún pendientes de publicación definitiva. Se trata de una revisión sistemática de la literatura sobre esta cuestión, que ha incluido un total de 7.768 pacientes. Al tratarse todo de series retrospectivas, pues el nivel de evidencia es muy bajo (2C). En esta revisión se constata que la tasa de mortalidad de la reparación endovascular es menor que la de la cirugía abierta o la actitud conservadora (9%, 19% y 46% respectivamente), a la vez que la reparación endovascular se asocia a una disminución del riesgo de paraplejia, insuficiencia renal e infecciones, comparada con la cirugía abierta.

Estas Guías, además, analizan algunas cuestiones en las que existe controversia y realizan estas sugerencias: reparación precoz incluso en pacientes estables, observación en las lesiones tipo I y reparación de las lesiones tipo II, III y IV, reparación endovascular en caso de pacientes muy jóvenes, angiografía vertebral intraoperatoria en caso de necesidad de cubrir la subclavia y revascularización selectiva, heparinización sistémica (aunque individualizando en caso de otras lesiones asociadas), anestesia general y abordaje femoral abierto.

Heridas de guerra

A estas alturas, los ejércitos occidentales que aportan militares a la coalición de países embarcados en las guerras de Iraq y Afganistán llevan 6.634 muertos (claro que esto no es nada comparado con la estimación de 1.366.350 iraquíes muertos desde la invasión de EEUU). El ejercito americano en Iraq contabiliza 31.874 heridos entre sus tropas. En la Segunda Guerra Mundial, un 30% de los soldados de EEUU heridos en combate fallecían. En la Guerra de Corea fallecieron el 25% de los heridos. El porcentaje de muertos no bajó en la Guerra de Vietnam ni en la primera Guerra del Golfo, donde fallecieron el 24% de los heridos, parecía claro que la tecnología para hacer armas más mortíferas estaba superando a la tecnología para salvar vidas. Una vez iniciada la segunda invasión de Iraq,  los sanitarios del ejército de EEUU rediseñaron su sistema de asistencia a los heridos en combate. Se crearon los denominados Equipos Quirúrgicos de Vanguardia, formados por tres cirujanos generales, un traumatólogo, dos anestesistas y algo más de personal de apoyo. Estos pequeños equipos, están en la vanguardia de la batalla y viajan con las tropas. En cuanto hay tiros, montan su quirófano y atienden in situ a los heridos más graves: limpiando heridas sucias, empaquetando roturas hepáticas, suturando tripas reventadas,  y colocando derivaciones temporales en las lesiones arteriales. Una vez estabilizado el paciente, éste es trasladado al siguiente nivel de atención, donde se le da la asistencia definitiva. La implantación de este sistema ha conseguido disminuir la tasa de mortalidad al 9% de los heridos.

A lo que vamos, una parte importante de la asistencia son las derivaciones arteriales temporales. La mayoría de estas derivaciones están hechos de silicona y consiguen unas tasa de permeabilidad del 90% durante las 6 primeras horas. Su empleo hace que se extienda la ventana terapéutica en las lesiones arteriales de forma importante. De momento solo se han usado en conflictos armados, pero que duda cabe que tendrán su aplicación en la vida civil.


Clic para suscribirte al blog y recibir por correo-e nuevos comentarios

Por una blogosfera sanitaria libre y trasparente

Campaña a favor de internet en las consultas de la sanidad pública

Sígueme en Twitter

Archivo


A %d blogueros les gusta esto: